“…colocó el mismo Sr. Toda la momia del niño, en el centro, una momia de ibis, un cráneo de egipcio momificado, unos zapatitos […]. En la mayor parte de estos objetos, preciosos a cual más, hay inscripciones geroglíficas.”

Joan Oliva , 17 / 5 / 1886

Historia

La colección egipcia del Museu Balaguer es la primera que se constituyó en Catalunya, fruto de la donación que en el año 1886 realizó Eduard Toda i Güell (1855-1941), diplomático, escritor y estrecho colaborador de Víctor Balaguer en el movimiento de la Renaixença.

Toda y Balaguer se habían conocido en Madrid durante los años de estudios universitarios de Derecho del primero. Acabada su formación, Toda obtuvo una plaza en el cuerpo diplomático del estado, cargo que desde 1876 lo llevó por diferentes localidades europeas, como Glasgow, Helsinki, Le Havre, Hamburgo, Londres o París y países del Extremo Oriente como India, Siam (actual Tailandia), Camboya, Filipinas o Japón. Hubo, sin embargo, tres viajes que marcaron especialmente su trayectoria: China –entre los 21 y 27 años vivió en las ciudades de Macau, Hong Kong y Shangai-; Cerdeña, donde descubrió el uso del catalán en el Alguer; y Egipto, que significó su etapa más relevante.

En el año 1884 Eduard Toda llegó a Egipto, donde ocupó el cargo de Cónsul General de España en el Cairo hasta el año 1886. En el país de los faraones conoció al francés Gaston Maspero, entonces Director del Museo Egipcio del Cairo y Director del Servicio de Antigüedades, con el que participó en diferentes viajes y expediciones arqueológicas que inspeccionaban el estado de los monumentos y las obras de excavación y conservación. Fue en una de éstas, durante el año 1886, cuando la expedición de la cual formaba parte encontró una tumba intacta, la primera de la historia: la tumba de Sennedjem, en Deir el-Medina, que él mismo se encargó de inventariar y publicar los resultados del descubrimiento. Toda se convirtió así en el primer español en participar en una excavación en este campo, motivo por el cual ha pasado a la historia como el primer egiptólogo catalán y español.

SALAEGÍPCIA1024X400

La colección

La Sala Egipcia del museo expone la práctica totalidad de la colección que Toda trajo de Egipto. Se trata de piezas que nos hablan del mundo funerario del Antiguo Egipto, tres de las cuales proceden de la citada tumba de Sennedjem: un cráneo, un bastón y un plato con 22 frutos secos. El resto de la colección está formada por ushebtis, amuletos, piezas de vestir, lámparas de aceite, máscaras funerarias y partes de sarcófago, entre otros.
Por su singularidad e historia destaca entre el conjunto una pequeña momia de un niño de cinco años, de la Época Baja y procedente de Tebas, popularmente llamada Nesi. Se trata de la primera momia que llegó a un museo catalán, y una de las cinco únicas momias que se conservan actualmente en los museos de Cataluña.

La biblioteca también recibió una importante donación de libros, fotografías y postales que Toda recogió en el transcurso de sus viajes como diplomático por todo el mundo.

sala egípcia actual